Los fetos pueden sentir dolor a partir de la 20ª semana de gestación

Los fetos pueden sentir dolor a partir de la 20ª semana de gestación

16:11 14 agosto en Aborto

Aborto
El pinchazo en el talón y la punción lumbar están bajo sospecha.
Londres

Los fetos pueden sentir dolor en la 20ª semana de gestación, según ha concluido un grupo de expertos nombrado por el Gobierno del Reino Unido. Este grupo de expertos en dolor fetal, pertenecientes al Consejo de Investigaciones Médicas (MRC) y dirigidos por la profesora Eve Johnstone, de la Universidad de Edimburgo, ha comunicado la semana pasada que los últimos hallazgos científicos podrían tener implicaciones importantes para el tratamiento de los miles de niños muy prematuros que nacen cada año.

El grupo del MRC ha encontrado evidencias científicas que sugieren que ‘múltiples procedimientos dolorosos’, como el pinchazo en el talón y la punción lumbar, experimentados por algunos neonatos prematuros, pueden desencadenar en trastornos de la conducta y psicosociales más adelante en la vida.

Los científicos también advierten del riesgo de daño al desarrollo causado por los analgésicos, que necesita ser sopesado con los beneficios de aliviar el dolor.

Se consideran prematuros los bebés nacidos antes de la 37ª semana del embarazo, mientras que los niños muy prematuros son aquellos que nacen antes de la 32ª semana.

Johnstone y sus colegas revisaron las investigaciones recientes a petición del Departamento de Salud británico. Los investigadores recalcaron que se necesitan muchas más investigaciones antes de que se puedan entender por completo los mecanismos del dolor fetal y neonatal.

El dolor puede causar trastornos de conducta y psicológicos más adelante en la vida.

Sin embargo, los autores indican que los investigadores, por lo general, están de acuerdo en que la percepción del dolor se desarrolla después de que se formen las conexiones en la corteza cerebral.

Esto sucede, usualmente, en la 26ª semana, pero puede suceder en la 20ª. Los resultados de un estudio previo publicado por el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido en 1996 indicaban que los fetos sólo sienten dolor en la 26ª semana.

Johnstone y otros colegas también subrayaron la carencia de investigaciones sobre los efectos de los medicamentos analgésicos en los niños prematuros, e hicieron un llamamiento para que se realicen más estudios en esta área.

Sin embargo, los investigadores añadieron que puede que esos estudios se tengan que realizar en animales, a causa de la dificultad de evaluar el impacto en los bebés.

‘La evidencia existente de que un dolor inadecuadamente tratado puede causar problemas a largo plazo hace necesario investigar los mejores métodos para aliviar el dolor y para la sedación de los bebés prematuros’, escriben los investigadores. Y añaden: ‘Esto es una tarea delicada, y se necesita tener mucho cuidado para que el cerebro inmaduro del feto no sufra más a causa de los efectos de medicamentos potentes que como consecuencia del mismo dolor’.

Publicado en El País 4-sep-2001